flechsig, schiefelbein_2003_veinte modelos didácticos para américa latina

Click here to load reader

Post on 22-Jan-2016

530 views

Category:

Documents

6 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • VEINTE MODELOS DIDCTICOS

    PARA AMRICA LATINA

  • Secretario GeneralCsar Gaviria

    Secretario General AdjuntoLuigi R. Einaudi

    Director General de la Agencia Interamericana

    para la Cooperacin y el DesarrolloL. Ronald Scheman

    Directora de la Unidad de Desarrollo Social y Educacin/Sofialeticia Morales Garza

    Director del Departamento de Tecnologa de la Informacin

    para el Desarrollo HumanoCarlos E. Paldao

    Esta publicacin integra la coleccin INTERAMER de la Secretara General de la

    Organizacin de los Estados Americanos. Las ideas, afirmaciones y opiniones expre-

    sadas no son necesariamente las de la OEAni de sus Estados Miembros. La responsabi-

    lidad de las mismas compete a sus autores. La correspondencia debe dirigirse a la

    Agencia Interamericana para la Cooperacin y el Desarrollo, 1889 F Street, N.W., 7o

    Piso, Washington, D.C., 20006, U.S.A.

  • VEINTE MODELOS DIDCTICOS

    PARA AMRICA LATINA

    KARL-HEINZ FLECHSIG

    Y

    ERNESTO SCHIEFELBEIN

    Editores

    INTERAMER DIGITAL 72

  • Coleccin INTERAMER/INTERAMER Collection

    Editor General/General Editor

    Carlos E. Paldao

    Editor/Editor

    Alison August Treppel

    Editor Asistente/Assistant Editor

    Lourdes Vales

    INTERAMER DIGITAL No. 72

    OAS Cataloging-in-Publication Data

    Veinte modelos didcticos para Amrica Latina / Karl-Heinz Flechsig y Ernesto

    Schiefelbein, editores.

    p. ; cm. - (INTERAMER Digital; 72)

    ISBN 0-8270-4559-X

    1. TeachingLatin America. 2. EducationStudy and teachingLatin

    America. I. Flechsig, Karl-Heinz. II. Schiefelbein, Ernesto III. Series. IV. Series:

    Coleccin INTERAMER / INTERAMER Collection ; 72.

    LC1025.3 .V45 2003

    Copyright 2003 por OEA. Reservados todos los derechos. Las publicaciones de la

    Coleccin INTERAMER no podrn ser reproducidas total o parcialmente por ningn

    medio, sin previa autorizacin escrita de la Secretara General de la OEA.

  • Esta publicacin se realiza en el marco de las actividades

    del Plan Estratgico de Cooperacin Solidaria 2002-2005

    del Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral

  • Veinte Modelos Didcticos para Amrica Latina. Este trabajo presenta algunas de

    las conclusiones elaboradas por los autores en el marco del proyecto Catlogo de

    Modelos Didcticos de Gttingen, como parte de una investigacin desarrollada en

    el Instituto para la Didctica Intercultural (Institut Fur Interkulturelle Didaktik) de la

    Universidad de Gttingen, Alemania.

    Los autores presentan 20 modelos didcticos entendidos como aquellas modali-

    dades ante las cuales los docentes pueden optar al planificar un proceso de enseanza

    y aprendizaje. Ofrecen un amplio panorama desde el cual se puedan seleccionar

    modelos adecuados tanto, al tipo y estilo de aprendizaje, como a los intereses de los

    estudiantes y su contexto.

    Con la mentalidad puesta en la mejora continua de la calidad de la educacin esta

    propuesta pone a disposicin de los docentes una sistematizacin de los diversos tipos

    de didcticas de modo tal que enriquezcan las competencias profesionales de quienes

    las utilizan y generen a su vez un cambio en el proceso de aprendizaje del aula.

    Desde el concepto de enseanza cara a cara pasando por el dilogo, el debate,

    la exploracin de campo y el anlisis de casos, los autores proponen este espacio y

    momento de reflexin sobre lo que es hoy nuestra prctica educativa.

    Karl-Heinz Flechsig dirigi el proyecto de investigacin Catlogo de Modelos

    Didcticos de Gttingen, en el Instituto para la Didctica Intercultural (Institut fr

    Interkulturrelle Didaktik) de la Universidad de Gttingen , Alemania , en donde es

    Profesor Emrito. Los resultados de dicha investigacin se han difundido a travs de

    un gran nmero de artculos publicados en revistas profesionales especializadas y en

    libros cientficos y de divulgacin. Es Doctor en Educacin y adems de su labor

    docente en la referida universidad ha sido profesor visitante en numerosas universida-

    des de Europa y Amrica.

    Ernesto Schiefelbein es Presidente de la Junta Directiva de la Universidad

    Metropolitana de Ciencias de la Educacin, Chile, Miembro del Consejo Consultivo

    del proyecto Three Hemispheric Centers for Teacher Excellence, EE.UU , e Investi-

    gador Asociado del Centro de Investigacin y Desarrollo de la Educacin (CIDE). Ha

    sido Director de la Oficina Regional de Educacin de Unesco para Amrica Latina y

    el Caribe, Rector de la Universidad Santo Toms y profesor visitante en la Universi-

    dad de Harvard. Es autor de numerosos estudios e investigaciones y ha obtenido

    varios premios nacionales e internacionales. Es Doctor en Economa de la Educacin

    por la Universidad de Harvard, Ingeniero Comercial por la Universidad de Chile

    (1960) y Profesor de Estado por la Universidad Tcnica.

    ISBN 0-8270-4559-X

  • I. ENSEANZA FRONTAL O TRADICIONAL

    (ENSEANZA CARA A CARA)

    En la prctica del mtodo frontal, el elemento central son las conver-saciones dirigidas por el profesor. Ellas pueden estar apoyadas por textosy medios audiovisuales (o el pizarrn) y sirven, especialmente, para latransmisin de conocimientos (materia) en una disciplina determinada.

    Otras denominaciones para el mtodo frontal: clase expositiva; ense-anza frontal; enseanza; enseanza en la sala de clases; enseanza tradi-cional; educacin bancaria. Classroom teaching; whole class teaching;direct instruction; expository teaching; frontal teaching; lecture method;talk and chalk; teacher directed learning; teaching, teaching by telling;telling method.

    Variantes

    Mtodo de alfabetizacin segn Pablo Freire

    Clases expositivas (planificadas o programadas)

    Clases organizadas con preguntas orientadas (dirigidas) a un desarro-llo (previsto)

    Clases que impulsan el desarrollo mediante la controversia o el intersdel tema.

    Mtodo frontal

    Cuando hablamos de clases y pensamos como se aprende de lasescuelas, generalmente pensamos en el mtodo frontal, ya que esta formade enseanza es la que predomina en nuestras salas de clases. Identifica-mos este tipo de enseanza frontal tanto con el orden de los asientos opupitres (los que estn dirigidos hacia el profesor o la pizarra), como conla distribucin del tiempo, en sesiones de 45 minutos, y con el profesorcomo el punto central del proceso y con poder para monopolizar la mayo-ra de las expresiones orales.

    El mtodo frontal tiene una larga tradicin y se ha diferenciado ydesarrollado permanentemente. En el siglo XIX Johann Friedrich Herbarty sus alumnos le dieron un reconocimiento especial, gracias al desarrollode aspectos tericos fundamentales. El movimiento de la reforma pedag-gica de comienzo del siglo XX produjo una profunda crtica al mtodofrontal y se desarrollaron alternativas a l. En consecuencia, la mayora delas instituciones de formacin de profesores de Europa no emplea actual-mente esta forma para preparar a los futuros profesores. Las crticas al

    17

  • mtodo frontal se dirigieron especialmente contra el dominio de la pala-bra, contra la carencia de actividades del alumno y contra el descuido delas relaciones sociales. Pero a pesar de estas crticas, ste es el mtodo deenseanza ms utilizado en todos los tipos de escuelas europeas y enAmrica Latina. Su continua utilizacin se debera, en especial, a que elmtodo frontal es econmico y se organiza fcilmente; est arraigado a lascostumbres y expectativas de alumnos y profesores y se adapta muy bien ala funcin transmisora de la escuela. En vista de su gran expansin (yefectividad en ciertos casos) no hay que rechazar este mtodo de ense-anza. Se debe procurar que el mtodo frontal sea una alternativa entreotros mtodos, que se contine desarrollando creativamente y, en lo posi-ble, que sus variadas formas se estructuren y manipulen competente-mente. Se debe recordar que las clases de estilo libre (teach-as-teach-can) no siempre corresponden al mtodo frontal. Tampoco es frontal unaclase en la que el profesor logra que los alumnos vayan razonando frente alos desafos que va presentando y en la que toma en cuenta los conoci-mientos previos de cada uno de los participantes.

    Cuatro principios didcticos identificados en este modelo

    Aprendizaje dirigido por el profesor: el proceso de enseanza delalumno est dirigido, principalmente, a travs de indicaciones oralesdel profesor.

    Aprendizaje de una clase (grupo-curso): cada alumno recibe unaoferta de aprendizaje relativamente estandarizada (adaptada alalumno promedio), que se comparte con otras 20 40 personas ms(a veces, tantas como logren or al profesor y ver la pizarra o pantallade TV).

    Aprendizaje temticamente orientado: el punto central de la clase esel conocimiento orientado a un mbito temtico.

    Silencio de los que aprenden para que se oiga la voz del profesor. Lasinteracciones de los que aprenden son mnimas.

    Ambientes de aprendizaje

    El mtodo frontal requiere de una sala de clases relativamentepequea. El orden frontal de los asientos de los alumnos permite que elprofesor obtenga una visin general, sobretodo, cuando su asiento estcolocado en una tarima. Este orden frontal permite a los alumnos dirigir lamirada hacia la pizarra o hacia un teln (pantalla) de proyeccin. Elambiente de aprendizaje se destaca, adems, por la sencillez de sus ele-mentos: pizarras, flipchart (papelgrafo) y/o teln de proyeccin (paraproyeccin de diapositivas, vdeo o filmes). Al menos una de ellas esindispensable. La mesa del profesor le permite colocar su material dedemostracin (dejar cartas o mapas) e incluso suple la falta del colgadorde mapas. Las paredes pueden ser utilizadas, adems, para col