conocimiento del medio 6º · apéndice, colon y recto) las glándulas salivales, el hígado (con...

of 18 /18
CONOCIMIENTO DEL MEDIO Aparato Digestivo

Upload: buinguyet

Post on 19-Sep-2018

213 views

Category:

Documents


0 download

TRANSCRIPT

CONOCIMIENTO DEL

MEDIO 6º

Aparato Digestivo

2

Índice

¿Qué es el aparato digestivo? página 3 Boca página 4 Faringe página 6 Esófago página 7 Estómago página 8 Intestino Delgado página 10 Intestino Grueso página 12 Glándulas salivales página 13 Hígado página 14 Páncreas página 16 Digestión página 17 Absorción página 18 Expulsión de desechos página 18

3

¿Qué es el aparato digestivo?

El aparato digestivo es el conjunto de órganos (boca, faringe, esófago,

estómago, intestino delgado e intestino grueso) encargados del proceso de la

digestión, es decir, la transformación de los alimentos para que puedan ser

absorbidos y utilizados por las células del organismo.

¿Cuál es la función del aparato digestivo?

El aparato digestivo sirve para transformar los alimentos que comemos en

sustancias nutritivas para las células de nuestro cuerpo. Este proceso consta

de tres fases:

Digestión: La digestión transforma los alimentos en sustancias nutritivas.

Absorción: Por la absorción las sustancias nutritivas pasan a la sangre.

Expulsión de los desechos. Con la expulsión de los desechos se

eliminan los restos y acaba el proceso.

¿Por qué está formado el aparato digestivo?

El Aparato Digestivo está formado por un largo tubo llamado Tubo Digestivo y

las glándulas asociadas a este tubo o Glándulas Anejas.

El tubo digestivo está formado por:

boca, faringe, esófago, estómago,

intestino delgado (que se divide en

duodeno, yeyuno e íleon) y el intestino

grueso (que se compone de ciego y

apéndice, colon y recto)

Las Glándulas salivales, el hígado

(con su vesícula biliar) y el páncreas

forman parte del aparato digestivo,

aunque no del tubo digestivo.

4

BOCA

La boca es el principio del tubo digestivo. Se trata de una cavidad que se abre

en la parte anterior e inferior de la cara, y que está limitada por los labios, los

carrillos, la bóveda del paladar, el suelo de la boca y en la parte posterior por

los pilares del paladar y la úvula o campanilla.

En la parte superior está el paladar duro, sostenido por el hueso palatino, y el

paladar blando, con la úvula o campanilla al final, que se eleva de forma refleja

cuando deglutimos, impidiendo el paso del alimento hacia las fosas

nasales. En la base de la cavidad oral está la lengua, un órgano musculoso

que, además de articular la fonación cuando hablamos y contener las papilas

gustativas, participa activamente, junto con la saliva, en la formación del bolo

alimenticio que vamos a deglutir o "tragar". La lengua también interviene en la

deglución, empujando al bolo alimenticio hacia atrás, hacia la faringe.

5

Los dientes y las glándulas salivales ayudan a descomponer los alimentos para

ser digeridos. La saliva está formada por agua y sales minerales disueltas en

ella.

Las amígdalas o tonsilas están compuestas de tejido linfático y constituyen una

defensa contra las infecciones. Sin embargo, en algunas personas,

particularmente en los niños con amígdalas más grandes, estas glándulas

pueden funcionar con menos eficiencia y producir infecciones de oído y

garganta u obstruir la respiración. En estos casos, es recomendable la

extirpación quirúrgica de las amígdalas o tonsilectomía.

6

FARINGE

Se comunica por la parte anterior con la boca, y por la parte posterior con la

laringe de la cual la separa la epiglotis y el esófago, al cual vierte el bolo

alimenticio. Mide unos 13 cm y está revestida de membrana mucosa. Se

compone de tres zonas: la superior o nasofaringe, la media u orofaringe y la

inferior o hipofaringe.

Las Principales funciones de la faringe son:

1) Deglución de los alimentos, que pasan por ella hasta el esófago.

2) Ayuda a la respiración, conecta las cavidades nasal y bucal con la laringe,

por donde circula el aire hasta la tráquea y los pulmones.

3) Fonación, modula y amplifica los sonidos producidos por las cuerdas vocales

de la laringe.

7

ESÓFAGO

El esófago es un conducto músculo membranoso de aproximadamente de unos

30-35 centímetros de longitud, que se extiende desde la faringe hasta el

estómago. Este tubo recoge el bolo alimenticio tras la fase bucofaríngea de la

deglución.

Gracias a una serie de movimientos peristálticos (serie de contracciones

musculares, normales, coordinadas y rítmicas que ocurren automáticamente),

el bolo alimenticio progresa hacia el estómago, por tanto, el esófago sólo

participa en la progresión ordenada del alimento. Por eso, habitualmente se

dice que es una cavidad virtual, es decir, que sus paredes se encuentran

unidas y solo se abren cuando pasa el bolo alimenticio.

8

ESTÓMAGO

Dilatación del tubo digestivo que se comunica con el esófago a través de un

esfínter llamado cardias (límite entre el esófago) y el estómago, y con el

duodeno a través del píloro (el límite entre estómago y duodeno) que funciona

como una válvula que regula el paso del alimento al intestino delgado.

En el estómago existen diferentes tipos de células que participan en la

secreción del jugo gástrico constituido principalmente por agua, mucina, ácido

clorhídrico y pepsina, responsables de la primera degradación del bolo

alimenticio.

También en esta parte del tubo digestivo y, gracias a la motilidad del mismo, se

facilita la trituración de los alimentos sólidos y el vaciamiento hacia el duodeno.

El estómago es un órgano que varía de forma según el estado de repleción

(cantidad de contenido alimenticio presente en la cavidad gástrica) en que se

halla, habitualmente tiene forma de J. Su borde menos extenso se denomina

curvatura menor y la otra curvatura mayor.

9

En un individuo mide aproximadamente 25cm del cardias al píloro y el diámetro

transverso es de 12cm.

El estómago consta de varias partes:

Fundus: es la porción del estómago que se encuentra cerca de la curvatura

mayor.

Cuerpo: es la principal región o parte central del estómago.

Antro: primera porción del píloro y la última parte del estómago, el cual tiene

glándulas que segregan sustancias.

Píloro: es la sección inferior del estómago. La comida va completamente

procesada hasta el píloro. Luego, pasa a través del esfínter pilórico y llega al

intestino delgado

10

INTESTINO DELGADO

Es un tubo alargado y hueco con paredes más delgadas que las del estómago.

Este conducto mide de 6 a 8 metros de largo. Al igual que el estómago, el

intestino delgado tiene músculos que, al moverse, hacen que los alimentos

vayan avanzando. La pared interior del intestino delgado no es lisa, sino que

presenta una gran cantidad de vellosidades intestinales, las que están irrigadas

internamente por pequeños vasos sanguíneos. Está constituido por tres

tramos:

Duodeno: mide alrededor de veinte centímetros y recibe el bolo alimenticio

que ya ha comenzado a ser digerido por el estómago (ahora llamado quimo).

Separado del estómago por el píloro y que recibe la bilis procedente del

hígado y el jugo pancreático del páncreas. Además, fabrica por sí mismo

gran cantidad de moco que evita que los ácidos gástricos lo quemen

Yeyuno: representa cerca de la mitad del intestino delgado y mide más de

tres metros de largo. Se encuentra después del duodeno y antes del íleon.

Está recubierto interiormente por una mucosa que tiene una especie de

pequeños pelitos que permiten la absorción de los nutrientes. Se encarga de

absorber los nutrientes.

Ileon: al igual que el yeyuno, su tamaño está cercano a la mitad del intestino

delgado en su totalidad. Se comunica con el intestino grueso o colon a

través de la válvula ileocecal.

11

En el intestino delgado tiene lugar la verdadera digestión de los alimentos en

componentes elementales aptos para su absorción, y para ello es fundamental

la participación de la bilis, el jugo pancreático (que contiene la amilasa, lipasa y

tripsina) y el propio jugo intestinal secretado por las células intestinales.

12

INTESTINO GRUESO

El intestino grueso es un tubo que mide un metro y medio de largo

aproximadamente y de 3 a 7 cm de diámetro según la zona. El intestino grueso

se encarga de absorber el agua que aún quede en el quimo después de haber

pasado por el resto del sistema digestivo, se encarga de almacenar esta

sustancia ya convertida en excremento y cuando la acumulación es importante

se encarga de expulsarla al exterior por el ano.

Está constituido por:

Ciego: es la parte inicial del intestino grueso conectada con el intestino

delgado. Mide de 5 a 8 cm. Es un depósito a modo de saco situado debajo

de la válvula ileocecal y donde se aloja el apéndice.

Colon Ascendente, Transverso, Descendente y Sigmoideo: Es la parte del

intestino grueso que se ubica antes del recto. Posee forma curvada y su

tamaño puede variar entre los ochenta y noventa centímetros o incluso más.

Recto: mide unos 8-10 centímetros de tamaño, que termina en el orificio

denominado ano.

Ano: por el que tiene lugar la expulsión al exterior de las heces fecales.

13

GLÁNDULAS SALIVALES

Las glándulas salivales son glándulas del aparato digestivo que producen la

saliva que vierten en la cavidad oral. La saliva es un líquido incoloro de

consistencia acuosa o mucosa, que contiene proteínas, glucoproteínas,

hidratos de carbono y electrólitos, células epiteliales descamadas y leucocitos.

Su función, entre otras, es iniciar la digestión de los alimentos al humedecerlos

para ayudar en el proceso de masticación y deglución, y contiene enzimas que

comienzan el proceso de digestión de carbohidratos y grasas.

Las glándulas salivales son tres pares:

Dos Glándulas Parótidas: situadas una a cada lado de la cabeza, delante del

conducto auditivo externo.

Dos Glándulas Submaxilares situadas en la parte interna del maxilar inferior.

Dos Glándulas Sublinguales debajo de la lengua.

14

HÍGADO

Glándula voluminosa de color rojo oscuro que produce la bilis y la almacena en

la vesícula biliar para que, sólo durante las comidas y a través del conducto

colédoco, vaya a desembocar en el duodeno y facilite la digestión del bolo

alimenticio.

El hígado es la mayor víscera del cuerpo pesa 1500 gramos. Contiene unos 50-

60 cm3 de bilis. Es de forma ovalada o ligeramente piriforme y su diámetro

mayor es de unos 8 a 10 cm.

Consta de dos lóbulos. Las vías biliares son las vías excretoras del hígado, por

ellas la bilis es conducida al duodeno. Normalmente salen dos conductos:

derecho e izquierdo, que confluyen entre sí formando un conducto único: el

conducto hepático, recibe un conducto más fino, el conducto cístico, que

proviene de la vesícula biliar alojada en la cara visceral de hígado.

De la reunión del conducto cístico y el hepático se forma el colédoco, que

desciende al duodeno, en la que desemboca junto con el conducto excretor del

páncreas.

15

El hígado obtiene su propio suministro de sangre oxigenada de la arteria

hepática, que se bifurca de la aorta. La sangre que abandona el hígado es

recogida por las venas hepáticas, unidas entre sí para formar una sola vena

hepática, que vierte la sangre que transporta en la vena cava inferior; desde la

vena cava inferior la sangre regresa al lado derecho del corazón, para ser

bombeada hacia los pulmones.

El hígado es un órgano muy versátil. Almacena glucógeno, hierro, cobre, y

algunas vitaminas (vitamina A, muchas de las vitaminas del complejo

vitamínico B, y vitamina D). Produce albúmina y otras proteínas, muchas de

éstas son esenciales para la coagulación normal de la sangre (protrombina y

fibrinógeno) y una sustancia anticoagulante que es la heparina. Los

aminoácidos digeridos son desaminados en el hígado; es decir, su nitrógeno se

extrae para que pueda ser utilizado por el cuerpo. El hígado también puede

utilizar el nitrógeno para sintetizar proteínas a partir de hidratos de carbono o

de lípidos. Además, produce muchas otras sustancias, como hidratos de

carbono, a partir de lípidos o de proteínas. El hígado también forma lípidos a

partir de hidratos de carbono o de proteínas, lípidos que almacena para

verterlos después a la sangre en forma de ácidos grasos libres que pueden ser

degradados para obtener energía. El hígado también sintetiza colesterol.

16

PÁNCREAS

El páncreas es un órgano largo ubicado en el abdomen por detrás del

estómago y justo por encima del intestino delgado. De color marrón claro o

rosa, el páncreas está cubierto con un tejido conectivo que lo divide en lóbulos.

En la especie humana, su longitud es entre 20 y 30 cm, tiene una anchura de 4

cm y un grosor de 5 cm. Su peso es de 30 gramos aproximadamente.

El páncreas al ser una glándula mixta, tiene dos funciones, una función

endocrina y otra exocrina.

La función endocrina es la encargada de producir y segregar dos hormonas

importantes, entre otras, la insulina, que disminuye los niveles de glucosa

sanguínea, y el glucagón, que eleva el nivel de glucosa en la sangre.

La función exocrina consiste en la producción del jugo pancreatico que se

vuelca a la segunda porción del duodeno a través de dos conductos excretores:

uno principal llamado Conducto de Varg y otro accesorio llamado Conducto de

Maihem (se desprende del principal). Esta glándula forma el jugo pancreático

que contiene las enzimas amilasa, lipasa y tripsina y que participa en la

verdadera digestión del bolo alimenticio.

17

LA DIGESTIÓN La digestión comienza en la boca donde al masticar el alimento se reduce a

fragmentos pequeños por acción de los dientes. El alimento se mezcla con la

saliva. La saliva es una secreción de las glándulas salivales. Contiene enzimas

digestivas que actúan sobre los glúcidos. El alimento es mezclado con la saliva

mediante los movimientos de la lengua, formándose lo que se conoce como el

bolo alimenticio. La lengua lo empuja hacia atrás y entonces ingresa en la faringe y sigue su

camino hasta el esófago. El paso del bolo alimenticio de la boca a la faringe se llama deglución.

Posteriormente el bolo alimenticio llega al estómago a través del esófago. En

la unión del esófago y el estómago hay una válvula en forma de anillo llamada

válvula pilórica que cierra el paso entre los dos órganos. Sin embargo, a

medida que los alimentos se acercan al anillo cerrado, los músculos que lo

rodean se relajan y permiten el paso al estómago.

El estómago almacena el bolo alimenticio y los líquidos ingeridos. Después, el

bolo alimenticio se junta con los jugos gástricos formando una papilla llamada quimo. Por último, el estómago vacía su contenido lentamente en el

intestino delgado.

El quimo pasa el píloro a intervalos y penetra al duodeno donde es

transformado por las secreciones del páncreas (jugo pancreático), intestino delgado (jugo intestinal) e hígado (bilis), formando lo que se llama el quilo.

Como vemos en el intestino delgado se completa la digestión de los alimentos,

que así quedan preparados para ser absorbidos. Los alimentos así se dice que

se han digerido.

18

LA ABSORCIÓN

Una vez digeridos los nutrientes, el siguiente paso es la absorción, es decir

conseguir que los alimentos digeridos pasen a la sangre. La absorción se

produce cuando los alimentos digeridos atraviesan las vellosidades intestinales

y entran en los vasos sanguíneos.

La mayoría de las moléculas digeridas de los alimentos, y el agua y los

minerales provenientes de la dieta se absorben a través del intestino delgado.

La mucosa del intestino delgado contiene muchos pliegues cubiertos de

proyecciones diminutas llamadas vellosidades. Éstas sucesivamente están

cubiertas de proyecciones microscópicas llamadas microvellosidades.

Cada célula epitelial de la vellosidad intestinal posee un borde en cepillo

formado por unas 1000 microvellosidades de 1 micrómetro de longitud y 0.1

micrómetro de diámetro que sobresale hacia el quimo intestinal.

Estas estructuras crean una superficie amplia a través de la cual se pueden

absorber los nutrientes. Hay vasos sanguíneos que permiten que los materiales

absorbidos atraviesen la mucosa y pasen a la sangre, que los distribuye a otras

partes del cuerpo para almacenarlos o para que pasen por otras modificaciones

químicas. Esta parte del proceso varía según los diferentes tipos de nutrientes.

EXPULSIÓN DE DESECHOS

Las partes no digeridas o desechos siguen su camino por el intestino delgado hasta el intestino grueso, donde, por una serie de movimientos

involuntarios llamados movimientos peristálticos, van avanzando hacia el recto.

En el ciego y el colon ascendentes las materias fecales son casi líquidas y es

allí donde se absorbe la mayor cantidad de agua y algunas sustancias

disueltas, pero también en el recto y colon sigmoideo se absorben líquidos. La eliminación de los desechos (heces fecales) se hace por el ano, cuando

el organismo nota que en el intestino grueso se ha acumulado una cantidad

excesiva de desechos.

Las heces permanecen en el colon hasta el momento de la defecación.